jueves, 19 de noviembre de 2009

EL MARIDO PERFECTO




He oído decir muchas veces

-¡Caramba, qué falta hace un hombre en la casa!-

Y, por supuesto, no se trata de tener el espécimen para que cumpla con las funciones que su virilidad y la testosterona le imponen, sino que además de eso (o a pesar de ello), resuelve los pequeños problemas domésticos que las féminas no podemos resolver, o no los resolvemos por comodidad o, simplemente, por obedecer la conseja de que “no son oficios de mujeres”. En fin, tenemos en casa a quien “resuelve todo” (Jaja). Así:

1º-Hay que cambiar una bombilla fundida. El marido perfecto pregunta a la esposa inútil:


-¿Mi amor, dónde pusiste la escalera? ¿Me la puedes acercar?


La esposa inútil localiza la escalera que está, por supuesto, en su lugar de costumbre y, como Dios le da a entender, la arrastra hasta donde espera el marido perfecto. Éste con toda parcimonia sube y desde arriba, pregunta con voz levemente alterada:


-¿Y dónde está la bombilla nueva?-


La esposa inútil agarra el artículo de la mesita ubicada justo al lado de donde estuvo el marido perfecto. Éste cambia la bombilla y le dice a la esposa:


-Pasa el interruptor


Ella lo hace, pero la luz no enciende. Él revisa con más detenimiento y descubre que hay un cable suelto. Le dice a ella:


-Búscame el tape para unir el cable a su sitio. Y también me traes unas tijeras.-


Ella atiende con presteza su solicitud. Finalmente el trabajo queda hecho. El marido se baja y desaparece rápidamente tras la puerta de la habitación. En medio del salón quedaron la escalera, las tijeras y los pedazos de tape viejos que el marido perfecto lanzó al suelo y la bombilla nueva que no fue necesario utilizar. En cinco minutos, todo volvió a estar en orden.


2º Hay que cambiar de lugar una repisa ubicada a cierta altura en la pared. El marido perfecto dice que él lo hará en un santiamén. Se repite el episodio de la escalera. Cuando está arriba, le pide a la esposa inútil:


-Tráeme un destornillador.


En minuto y medio ella le entrega el destornillador. Él le grita:


-¡Ese no, idiota! ¡UN DESTORNILLADOR DE ES-TRÍ-AS!


En menos de un minuto la esposa inútil pone en manos del marido perfecto la herramienta requerida. Él quita la repisa de su lugar, la deja caer en las manos de ella, se baja, rueda la escalera hasta el nuevo sitio y sube. Ella, con los brazos en alto, sostiene la repisa (que limpió mientras el marido cambiaba de sitio). Él dice:


-Quédate así, pero un poquito más hacia acá, para ver exactamente dónde la colocaré ¡No bajes los brazos!


Ella empieza a sentir el peso de la repisa y el malestar de sus brazos se acrecienta por segundos. Baja la cabeza, la sube, levanta un pie, lo baja, tratando alejar la inconfortabilidad.


–Necesito un ramplús-


dice él. Ella baja, aliviada los brazos, deja la repisa en el suelo, busca el taladro eléctrico, un sobrecito con ramplús y se lo entrega al marido.


-.Y el ta…?


Ella le entrega el artefacto antes de que él pueda terminar la frase.


–Búscame un pedacito de cartón para hacer una cuñita…


Ella lo trae.


–Dame un vaso de agua-


Cuando ella llega con el agua, él dice:


-No, mejor prepárame una limonada ¡Bien fría! ¡Y sin edulcorante!


No es de extrañar que ella en lugar de edulcorante haya puesto…


¿QUÉ?


____________________________________________________________________
La respuesta la daré en al sección de comentarios...
Relato: derechos reservados alpara
La imagen no es del todo apropiada, pero fue la única que encontré más parecida a la situación que se describe.
Si dicha imagen está sujeta a derechos de autor, se agradece notificárnoslo para proceder a su inmediato retiro

10 comentarios:

Deanna Albano dijo...

Ja ja bien divertido el cuento. Mi esposo es el marido perfecto pero no me pide nada, porque todo lo pone en alto, para que yo no lo pueda alcanzar, aqui el cuento es al revés,yo soy verdaderamente inutil, no creo en la igualdad femenina y todo se lo pido a él (Abreme el frasco, alcanzame la botella) Yo soy inutil de verdad verdad porque me aprovecho de ser una mujer indefensa latinoamericana, débil y no me gusta el aerobic domestico, ni lavar y mucho menos planchar. Eso se lo dejo al marido perfecto ja ja ja

LUNA dijo...

Pues como mi marido ha sido siempre así de perfecto, he decidido hacerlo yo, o contratar a una Empresa ue venga y lo haga....
Me cansé de ser "pinche" de aficionado....
Me he reido mucho, porque es la pura realidad....
Un besito, querida.

RECOMENZAR dijo...

Buenísimo es temprano de mañana y me hiciste sonreir mientras te leia y entraba el sol por mi ventana. besos

Alichín dijo...

Deanna: Eres una abusadora ¡Pobre Gustavo! ¡Qué malo que sea mi ahijado y no pueda "hecharle los perros", porque un marido así es lo que necesito... Jajaja
Besitos. Madri

Alichín dijo...

Luna: Gracias por la visita. Me alegra que "mi modelo" tenga su alter ego en la vida real. Quiere decir que no andaba muy desencaminada al escribir. Un fuerte abrazo.

Alichín dijo...

Muchita. ¡Feliz y luminosa mañanita! Me alegra verte tempranera y con una sonrisa gracias a mí... ¡Eso me enorgullese! Un fuerte abrazo, agradecido por la visita. Alichín

PARA MIS TRES VISITANTES:

¿POR QUÉ NO RESPONDIERON LA PREGUNTA? ME QUEDÉ ESPERANDO...
TRIBESITOS.

Genín dijo...

jajajajaja Como me he podido reir, es todo tan real...jajajaja
Yo solo lo he visto por ahí ¿Eh? Que yo no actúo así...jajajaja
Es que vivo solo...jajaja
¿Le puso sal? O a lo peor llegó al cianuro...
¿Quizá un laxante?...jajaja
Besitos y salud

Alichín dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alichín dijo...

Geni querido: Me alegra haberte hecho reír un rato pues, a lo mejor, con el próximo post no pasará lo mismo.
Ella no le puso a la limonada sal, ni purgante, ni cianuro, le puso ¡AZÚCAR! porque... en este cuento ¡LA PERFECTA ES LA ESPOSA! JAJAJA...
Y por favor, no me llames feminista.
Beso. Alichín

Alichín dijo...

AMIGOS: HE ESTADO CASI UNA SEMANA SIN INTERNET POR UNA AVERÍA EN LOS CABLES DE MI TELÉFONO. POR FORTUNA, COMO SOY LA MUJER PERFECTA, LOS ARREGLÉ YO SOLITA SIN NECESIDAD DE NINGÚN MARIDO.
VOY A PONER UN NUEVO POST

BESOS PARA TODOS
ALICHÍN