jueves, 17 de abril de 2008

DEL VIEJO ARCÓN DE LOS RECUERDOS VIII




D E S P E D I D A



De pronto, sin indicios, me abarcó la locura de saber que no eras... Tu presencia se tornó vacía, como una sombra. Intenté alargar mis brazos y no encontré respuesta. Quise pedirte auxilio y me negaste tus manos. Bajo mis pies: la nada. Frente a mis ojos: lejanía. Junto a mis labios secos, sólo ausencia...







Así ocurrió... Conocí la verdad y, presuroso, me alcanzó el desaliento. Busqué en vano tu mirada para encontrar respuestas; al hurtarme tus ojos presentí: Ya nunca más tus huellas acompañarán las mías en el polvo... Se bifurcó el camino...









...¡Ah! ¡Cómo empapé con llantos esa ruta! ¡Cómo arañé el sendero buscando tu palabra! Tus labios, en cambio, dispararon saetas. Queriendo defender el corazón mis manos resultaron laceradas, pero tú ya no estabas restañando la herida: en el lecho quedó tu oquedad y apenas tu perfume entre las sábanas. Nuestras manos unidas quedaron sin mañana...






Tu figura se fue desvaneciendo. Cada rasgo fue perdiendo contorno. El tono de tu voz no retuma ya entre mis paredes. Tu presencia, cada vez más débil, terminó por diluirse en la maraña de los días. Los días oscuros comenzaron a transitar hacia la luz. La luz, de pronto, iluminó mis ojos. Mis ojos, sin lágrimas, te dijeron adiós...










______________________________


Esto escribió Alichín... hace ya muuuuuchooooo tiempo... En diciembre de 1987.



{Imágenes bajadas de Internet. Si alguna de ellas está protegida por derechos de autor, se agradece notificárnoslo para proceder a su inmediato retiro.










18 comentarios:

Gerardo Omaña dijo...

Extraordinaria y bellisima prosa poética que nos dejas y que es un tesoro de ese arcón que guarda ilusiones y recuerdos.

No quiero más ausencia que estorbe amaneceres
ni tardes de horizontes sin ti, si aún me quieres.

No quiero morir de pena con fuegos de silencios
quemándome en el alma
por no tenerte entre mis brazos.

Ni quiero que el olvido nos lleve hasta ese abismo
vagando hacia la nada,
dejando tanto amor como el que dabas.

No quiero un cielo ni desierto sin ti acompañado
donde mis sueños se evaporen por no tenerte ahora.

Te quiero conmigo entre la aurora y en las tardes de un sol desvaneciendo.
En la brisa del llanto y espinazo,
donde fuimos amor codo con codo
acunando canciones con abrazos.

No quiero más ausencias,
solo quiero tenerte entre mis brazos.

Besos para tu alma.

Genín dijo...

Ay! Que pequeñito se siente uno entre tanto talento !!!
Fué bello en el 87 y es precioso hoy dia.
Tambien triste...
Gerardo, es digno comentarista de lo tuyo...
Yo, te dejo mi cariñosa amistad...
Besos y salud.

Alichín dijo...

Gerardo: Tus letras opacan mi antigua prosa... Y ésta sale dignificada y engrandecida ante ese hermoso poema. Siguiendo a Genín, ciertamente, eres un comentarista magnífico. Muchas gracias y un fuerte abrazo en tu alma soñadora. Alichín.



Geni: No es asunto de pequeñeces y grandezas, amigo, son palabras sencillas que expresaron, en su tiempo, un sentir... Hoy quedan como impronta de otros momentos.
Sabes que tus palabras siempre son para mí como un regalo, muy apreciado y grato. Un fuerte abrazo en tu alma para tí también.
Alichín

Ulysses dijo...

Que bello, aunque triste poema. Con preciosas fotos. Es un regalo para el espíritu.
Gracias por colocarlo.

Un gran abrazo

Gerardo Omaña dijo...

Mi bella y generosa amiga, gracias por deferencias en Breviario y tu comentario en en tus comentarios.

P.D: Te dejé un correo con la imagen en movimiento, lo demás se lo colocas a tu gusto diagramatorio.

Besos para tu alma

Gustavo Misle Giraud dijo...

Después de leer lo escrito por Gerardo, uno se queda sin palabras ni rima
creyendome que soy poeta
pero descubro una soledad, un adiós sin pañuelo, un vacio de la partida, por eso yo sé que lo que tu escribes es un poema, pero ese no eres tú, porque para mí tu eres una plaza pública con fiesta los domingos,
donde los niños van a llevar sus papagayos y sus caramelos.
Tu eres mi tinajero donde calmo mi sed con palabras de poesía.
Tu eres mi Roma, mi Grecia, mi Olimpo,eso eres tú
por eso te puedo decir que el poema es bello, tiene vida, pero no eres tú
Te quiere
Gustavo

Alichín dijo...

Gus:
¡Tanta palabra generosa para mis humildes letras! ¡Me dejas anonadada! Claro que ya no soy la persona de los adioses, pero eso es ahora... En algún momento de mi vida sí lo fui y de ello extraje mucha sabiduría. Eso creo...
Un fuerte abrazo. Madri.

Alichín dijo...

Gerardo: Visitarte siempre es un regalo para el espíritu. No he abierto correos, iré pronto en busca de esa imagen para otorgar mis premios. Gracias. Un fuerte abrazo en tu alma soñadora.
Alichín

muxica dijo...

Siempre, siempre me encuentro a gusto en tus letras. Me quedaría arropada por ellas si fuese posible. Sean triste o alegras haces sentir.
Mil besos mi amiga y gracias por tu cariño.
Inma

Alichín dijo...

Amiga: Tus palabras, siempre lisonjeras, son como bálsamo para la mirada. Se te quiere y se te espera siempre, amiga de los sueños y de la nostalagia. Un fuerte abrazo en tu alma (como diría Gerardo). Alichín

Ulysses dijo...

Muchas gracias , me siento feliz, gracias de corazón por este premio, cuando sepa como ponerlo te aviso.

Un abrazo y besos.

Gerardo Omaña dijo...

Ya, ya estoy aquí,
-acaso no oyes la canción que esta sonando?
La traje de allá de tus recodos,
de donde el viento te empujó a mis brazos,
de donde fuimos tú y yo codo con codo,
un solo amor y un solo abrazo.

Besos para tu alma.

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Que bella prosa. Siempre es bueno sacar sus antiguas inspiraciones y creaciones...
Un beso,
Lena

Alichín dijo...

Gerardo: Ya te respondí en tu mail. Te dije que me encantó el poema, sobre todo el verso que dice "de donde el viento te empujó a mis brazos"... ¡Precioso! Un fuerte abrazo en tu alma y ¡Gracias!. Alichín

Alichín dijo...

Lena linda: Gracias por esa visita tan grata. Estoy un poco "fuera del aire". Un fuerte abrazo y un besoooote... Alichín

Alichín dijo...

Lena linda: Gracias por esa visita tan grata. Estoy un poco "fuera del aire". Un fuerte abrazo y un besoooote... Alichín

muchadela torre dijo...

Que bello el escrito No tiene edad, ni tiempo Son simplemente palabras infinitas que se unen en armonía para..amar en la vida
besos desde mí

Alichín dijo...

Mucha, amiga: ¡Qué lindas palabras! Me miman mi Ego. ¡Gracias! Un fuerte abrazo y un beeeesoooo. Alichín