martes, 26 de febrero de 2008

¡BON JOUR, ALLÉGRESSE!!

(*)

Sí… ¡Bienvenida, alegría!!! ¡Adelante, felicidad! … ¡Au revoir, tristesse!

Decidle adiós a la congoja, al sufrimiento. Abrid las puertas a la dicha… Las tristezas, los malos momentos (inevitables para todo ser humano en algún recodo de la vida) son pasajeros, no permanentes. En la vida nada lo es. Todo tiene su momento: su principio, pero también su final. Decirle “good by” a la pena no quiere decir ¡No llores! ¡No! Llora, todo lo que puedas, cuando ello sea necesario. El llanto alivia y lava el alma, ilumina la mirada triste… No se lleva la congoja en su fluir, pero calma el ánimo.
No te ancles en la desventura, déjala pasar… Ni te solaces en ella. No es bueno. Cuando una pena inevitable te agobie, compártela. Si no tienes con quien conversa con El Altísimo…Él te escuchará con toda seguridad y te dará la solución, o el consuelo. Comenta tu pena contigo mismo/a, en algún paraje solitario y hermoso. En voz alta, como si recitaras un poema. Junto a las palabras que el viento llevará consigo irá un pedacito de esa pena, como hermanitos tomados de la mano. Deja correr tus lágrimas contemplando la maravilla de un ocaso. A través de ese cristal húmedo, la imagen la verás distorsionada pero no por eso menos bella. La contemplación de la belleza ayuda a mitigar las penas.






Hay penas imborrables, indelebles. La que produce la muerte es una de ellas… Tienes que aprender a vivir con esa pena para el resto de tus días. Pero no siempre tendrá la misma intensidad. El tiempo cumple su faena y aligera las cargas que lastiman el alma… ¡Seguro! ¡El tiempo! ¡Qué buen amigo, el tiempo!!!

La felicidad no es un estado permanente, así como la desdicha tampoco lo es. La felicidad llega por momentos, largos o cortos, no importa… Disfrútala y atesórala para los días aciagos. Recordar la dicha en tiempos de tristeza nos hace sonreír en mitad del llanto. Pero, los mejores instantes de felicidad son aquellos en los cuales estando caídos, logramos levantarnos con esfuerzo. Imagínate la escena: “derrotado/a en un rincón, hecho/a un ovillo, lentamente levantas la mirada al cielo y, con dificultad, vas dejando el suelo para finalmente, erguirte y darte cuenta de que has vencido, de que has superado la desgracia… En ese momento, una sonrisa amplia iluminará tu rostro acongojado e irá transformándolo en la brillante faz que emana del triunfo de la vida sobre la desgracia, de la luz sobre la oscuridad…” En ese momento, repito, estás siendo inmensamente feliz porque te sabes capaz de derrotar lo adverso y negativo…
¡No aspires a una dicha permanente! ¡Sería aburrido! Vive tu vida como la suerte o los designios divinos te la entreguen y aprende a tomar lo bueno para el disfrute y lo malo para el aprendizaje. Así encontrarás la felicidad. O, mejor, la plenitud.
No olvides que la vida es bella y que, la peor de las vidas merece la pena de ser vivida


¡Au revoir, tristesse!! ¡Bon jour, allégresse!!
________________
Son reflexiones de Alichín, a la media noche del 22/02/08
(*) Si esta fotografía tiene derechos reservados, se agradece notificárnoslo para proceder a su
inmediato retiro.

9 comentarios:

Alichín dijo...

EL TEMA DE ESTA ENTRADA YA LO TRATÉ EN EL POST "LA FELICIDAD", PUBLICADO EN JULIO DEL AÑO PASADO.
HE QUERIDO VOLVER SOBRE ÉL PORQUE HAY AMIG@S TRISTES A QUIENES, TAL VEZ, ESTAS REFLEXIONES LOS AYUDEN A SONREÍR... ESO ESPERO.

WILHEMINA QUEEN dijo...

Siempre ayudan aunque la tristeza no esté rondando.
Un abarzote!

muxica dijo...

"Muchas personas se pierden, o perdemos, las pequeñas alegrías mientras aguardamos la gran felicidad."

Un abrazo de amiga, aunque, distante muy cercano.

Genín dijo...

Hola amiga!
Que bueno verte en tu casita de nuevo y con tanto vigor...
Apreciaciones tan positivistas, vienen bien leerlas siempre. Gracias.
Salud, Genín

Amor dijo...

llenémonos de razones para alegrarnos, busquemos la vida, seamos amor

Ulysses dijo...

Debemos ser felices con lo tenemos y no amargarnos con lo que no tenemos o no podríamos llegar a tener
Saludos

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Creo que fue Isabel Allende que dijo algo parecido en una entrevista, que el estado de alegria es muy aburrido, que es una ilusion, que es un invento de los paises desarrollados ...o algo asi... No recuerdo exactamente, pero era algo asi.
Tuve unas semanas de tristesse y ya le dije au revoir!!!!
Abrazos,

Alichín dijo...

Vero: Gracias por venir. Un muy fuerte abrazo, amiga. Alichín

Muxica: Cuánta alegría tenerte por aquí de nuevo. He visitado tu rincón sin dejar mensajes. Te leo siempre con gran gusto. Un fuerte abrazo. Alichín

Santi: Por supuesto, el amor es la gran panacea. Un fuerte abrazo.
[Te contacté por Face...] Alichín

Ulysses: Gusto en "verte" de nuevo por mi casa. Un fuerte abrazo.

Geni: Mi buen amigo. Que alegría poder leer un comentario tuyo. Siempre leo tu blog, aunque me quede callada. Un fuerte abrazo.
Alichín.

Lena: Dejé palabras en tu blog. Un fuerte abrazo. Alichín.

PARA TODOS:
LOS HE VISITADO A TODOS CASI A DIARIO. PERO MUY RÁPIDAMENTE Y POR ELLO HE GUARDADO SILENCIO. ESPERO ESTAR MÁS LIBRE MUY PRONTO. LOS QUIERO MUCHO... ¡ABRAAAAZZZZOOOOSSS!! ALICHÍN.

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

que excelente esta este post. Tan lleno de optimismo y de vida.

Saludos